jueves, 26 de febrero de 2009

MOTOR HERCULES

Los Hercules 634 también equipaban al Bristol 170. Foto: Sergio Hulaczuk.
Aunque resulte difícil de imaginar, durante el año 1942, en pleno desarrollo de la II GM se creó en Inglaterra el Comité Brabazón, cuyo propósito era evaluar las hipótesis y generar los requerimientos para la producción de los aviones de transporte que necesitarían los británicos una vez terminado el conflicto armado. En esos tiempos terribles la tarea no era nada fácil, y de hecho la mayoría de las innovaciones que hicieron a la aviación comercial de posguerra, léase motores de reacción e inclusive turbohélices entre otros adelantos, aún no se conocían. Algo que sí estaba claro era que al terminar las hostilidades la industria de la aviación se dedicaría a la producción comercial y civil, con la construcción masiva de aeronaves totalmente metálicas; un futuro que para entonces parecía lejano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada